lunes, 19 de septiembre de 2011

Roly Porter - Aftertime (Subtext,2011)


Roly Porter, era la mitad de Vex'd junto a Kuedo y este año, ambos debutan en solitario este año. "Severant" será el largo de Kuedo tras entregar tres interesantísmos ep's y será en Planet Mu, pero  este "Aftertime" sale en Subtext. Y eso, este año especialmente, son palabras mayores. Llevamos un tiempo donde el techno vuelve a tomar relevancia en la actualidad musical y si algo nos está quedando claro, es la capacidad de mutación que está teniendo gracias a su asociación con el noise y el drone que dominaron una buena parte del undergournd la década pasada. También la aparición de una estética oscurantista, industrial y al mismo tiempo, pivotando en el cine de terror y clásicos del cine de culto más escondido ponen imágenes a un universo en constante desarrllo gracias a ejemplos como Kreng, Ekoplekz, Chasing VoicesDemdike Stare, Raime, Leyland Kirby, Mordant Music, Regis,etc. De hecho , este disco presenta una narración cercana a "Grimoire" de Kreng, donde todo parece apoderarse por la sensación de una banda sonora opresiva y , al proceder de Bristol cierto aire a callejón se respira y al mismo tiempo, notar cierto aire folk inglés en "Tleilax", un punto Vainio en "Corrin", con sabores ruidistas y un punto eclesiástico en "Atar" o "Kaitain", según entenderían Ben Forst,Mathieu o Pimmon. De hecho , también la manipualción remite a Cindytalk o Janek Schaefer en "Al Dhanab", pero también es verdad, que en este punto me siento en la obligación de quitar relevancia a las comparaciones establecidas anteriromente, por miedo a restar personalidad a un album que realmente se convierte en una experiencia, prueba de ello es la constante desolación abrasiva que deja al escuchar cosas como "Hessra" y te hacen pensar que este disco quedaría bien si lo editase un sello como Constellation inclusive. Pero para lo que nadie nos ha preparado el cuerpo, no después de algo tan apacible como "Caladan" es para "Geidi Prime", siete minutos de desenlace al límite.

"Aftertime" llevaba varios dias antormentándome al intentar escucharlo de alguna manera posible, hoy al fin Fact ha despejado las dudas con un streaming que ha permitido saborearlo y concretar lo que ya habíamos podido escuchar en los avances. Un disco que , al igual que muchos de los ejemplos que he mencionado antes, se encarga de aglutinar toda una serie de referencias que nos asaltan en esta era de infinito reciclaje, sometiendo a todos los géneros a constante regeneración al ser capaces de aglutinar miles de referencias distintas, cada una de un pelaje diferente. Algunos, te empachan al no saber conjugarlas. Otros, como el caso de "Aftertime", te dan la sensación de tratarse de obras llevadas al límite de la pasión y en este caso, sumergidas en la más oscura de las noches. Nuevos caminos para degenerar, en el Reino Unido. 





1 comentario:

tortu dijo...

Que bueno es este puto disco!