lunes, 16 de enero de 2012

Lindstrøm - Six Cups of Rebel (Smalltown Supersound,2012)


A Lindstrom le admito su talento y admito mi absoluta admiración desde "I Feel Space", después discos gloriosos con Prins Thomas, toda la generación disco surgida de Noruega como los citados y Diskjokke,Bjorn Torske y Todd Terje. Remezclas, maxis y hasta el momento de su debut con "Where You Go I Go Too", Lindstromm cubrió una etapa y una trayectoria llegando al punto más álgido, un disco conceptual a caballo del disco y la electrónica progresiva que te hacía volver a las estrellas. Después, intento rebajar su propuesta con un disco a pachas con Christabelle serpenteando más el pop y la estructura de las canciones.

"Six Cups of Rebel" en este punto, es una clara prueba de intentar un híbrido entre esos dos caminos, el disco progresivo por un lado y el sabor funk disco vocal por otro, jugueteando con diversos estilos ochenteros sin pudor y con bastante solvencia. Desde el inicio empanado de "No Release" hasta la explosión con la infecciosa "Deja Vu", el disco propone diversión y sudor."Magik" juega con distintas tonalidades en un esfuerzo por juguetear con esa vena funky de finales de los 70 que empujaban hacia la música disco y un aliento house siempre presente. El disco está casi pensado como una especie de sesión inventada por él, y empieza a empalmar el final de la anterior con el prog rock en el inicio de "Quiet Place to Live" hasta llegar al petardeo  con una continua capa de sintes envolviendote y empujado por los ritmos baleáricos empieza a desmontar "Call Me Anytime" de una manera obsesiva hasta un final suspendido en trance  hasta llegar al tema titular donde flirtea de nuevo con un funk enrarecido y nos deja para el final "Hina", la verdadera piedra angular del disco envuelta en una cascada imponente de ritmos que convierte a The Field en música disco y realmente aprieta fuerte y duro.En si, el disco y su producción es radiante y atrayente, cobrando fuerza a cada nueva escucha y consiguiendo atraerte en cada uno de sus miles de detalles introducidos entre las canciones. Se podría decir que ha conseguido su objetivo a priori.

El problema surge cuando este disco quizás no consigue despertarme el interés que han suscitado las referencias de Not Not Fun,RVNG Int. , 100% Silk,... jugando con el euro dance,el house y la cultura de clubs de los noventa para recrear desde el territorio synth un nuevo paradigma en este sentido. Al final, las sensaciones son agridulces, no por el disco, que me parece acertado. Quizás el tiempo le de mayor presencia y es admirable su via de escape desde el punto de vista de evolucionar su propuesta hacia territorios mucho más divertidos restándole carga, pero es el empuje de otros grupos lo que hacen que ahora no pueda apreciarlo como hace tres años,quizás. El tiempo pondrá las cosas en su sitio,quizás la nueva escena no sea tan imparable como parece ,pero no apostaría por ello."Hive Mind" de Ital será la primera muestra de ese potencial.