lunes, 30 de enero de 2012

Starving Weirdos - Land Lines (Amish ,2012)


Hace unos días comentaba a propósito de una de las últimas grabaciones publicadas por la No-Neck Blues Band , la sensación de escapatoria para la generación que representaba a principio de década aquello llamado, de aquella manera, como "new weird america" dentro de los sintetizadores. Además, no es algo nuevo, solo basta ver tambiéna  la generación noise y alguien como Carlos Giffoni editando en Software, Prurient abandonado al power electronics, almas detrás de Whitehouse buscando nuevos apodos como Cut Hands,el ambient hipnótico de Ferraro buscando nuevas vias de retrofuturismo en los midis con su "Far Side Virtual",Neil Campbell y Pete Swanson ensuciando el ruido con rítmica techno,Ben Vida y Keith Fullerton reimaginando a Varese y otros pioneros de los sintetizadores y el collage electrónico... y muchos otros ejemplos vendrían a cuento de una nueva generación buscando trazar nuevos puentes. Es el turno ahora para Starving Weirdos en un nuevo album que persigue la delicadeza etérea del "Future Days" de Can aunque a lomos de un híbrido con el Sunroof! más bohemio.

"Land Lines"no representa en su hora ninguna tabla de salvación, ni creo que lo pretenda. Intuyo que simplemente,que no es poco, nos ofrece una perspectiva refinada dentro de su catálogo del trance, como Don Cherry en babia pariendo "Brown Rice", todas las piezas del disco capturan perfectamente esta atmósfera de perdición y meditación astral, ofreciendo entre voces surgidas de evocadoras estampas psicotrópicas como en la exótica y errante "Periods", la traslación a la apertura de "Future Days" con "In Our Way 2" o el mutante cosquilleo jazz de "Captured". Todo desde una perpectiva que apunta a pequeños detalles dentro de lo que se trata de un viaje en toda regla. Esta reinvención, tiene sentido no solo por el contexto sino por las nuevas inquietudes que también asaltan a Brian Pyle desde su proyecto paralelo Ensemble Economique que ha ido refinando su propuesta y aumentando el número de seguidores de la misma y simplemente cristaliza junto a su compañero de viaje chamasita Merrick McKinlay.La segunda parte del disco no deja de apretar con cortes tan abrasivos como "Dreams,Endless" y la arrebatadora estampa de "A Change in The Lexicon" de nuevo con la voz  de Monica Shavez perturbando la vigilia entre turbadoras imágenes rituales y de sexo entripado.La despedida de "Land Lines" con su tema titular, casi se torna en celebración motórica con una cascada irreal de sitares que tan solo te dejan empezando a desear un nuevo viaje en semejante artefacto.

"Land Lines" es sencillamente un turbador retrato de una generación escapando y poniendo en duda la conveniencia de volver.Y como no, de una vuelta al estudio de grabación como herramienta.