jueves, 25 de agosto de 2011

Regis - In a Syrian Tongue (BlackestEverBlack,2011)


Directos al purgatorio iremos todos, cuando nuestra madre escuche la música que tenemos entre manos. Escandalizado tal y como está todo el mundo con las raves y la forma de divertirse los canis, las juventudes populares te miran como seguidor de electrónica como su fueras un bicho infrahumano que solo vive en las esquinas buscando restos de heroina en jeringuillas meadas.Bueno,nos han descubierto realmente, somos así.Al menos, los que no hablamos de democracia real. No quiero que me confirmen el olor a mierda cuando la estoy pisando. Hace tiempo,ya que estamos en lo fatalista, que hablo con algunos amigos y conocidos de la posibilidad de considerar a esta etapa de crisis como una tercera guerra mundial. A lo largo de la historia, se ha ido diuyendo la figura del enemigo y de la confrontación a campo abierto. Hasta los días de la guerra fría y el pánico nuclear. Han sido los dos polos opuestos, faltaba refinarlo un poco más, que la guerra fuera selectiva y dejase a los afectados sin un enemigo visible al que rendirle cuentas. Me hace gracia cuando veo en los medios a los intelectuales políticos hablando de "los mercados".Hemos refinado tanto al enemigo , a la mentira, que ha acabado siendo una forma de actuar, la especulación, el enemigo. Algo tan antiguo, como el regatear, pero llevado a proporciones mundiales. Elementos comunes con las guerras, paises atacados (Portugal,Irlanda,Grecia,...) y conquistados sin previo aviso, ciudadanos heridos en sus recortes salariales,pensiones,sanidad,vivienda,etc. pero aun lo suficientemente vivos para seguir creyéndose la mentira y luchando en ella. Bancos y gobiernos como siempre, de intermediarios entre los dos sirviendo de carretera en dos direcciones, abriendo grifo cuando conviene, dando salvavidas a quien se pueda. El calor me ha hecho pegarme esta disertación, o tal vez el crianza de la comida o el bourbon después de comer, o quizás todo junto a tenor de la extensión de la patochada.

"In a Syrian Tongue" es una muestra eficaz e indiscutible del talento de O'Connor y de su relevancia dentro de una escena donde ellos se han dedicado a operar en la profundidad y alejados del reconocimiento masivo, cuando nos hemos querido dar cuenta , la recapitualciónha sido tan potente que nos han asaltado con un bagaje descomunal.Sandwell District,Downward y la más profunda adoración por el techno y lo decadente hacen de estas entregas o las de Rrose (que bien podría ser él) material inolvidable.Más allá del bien y (tan cerca) del mal.

Regis - Blood Witness by Subbase Dublin