sábado, 25 de febrero de 2012

Mouse on Mars - Parastrophics (Monkeytown,2012)


Llegó el momento para un nuevo disco de Mouse on Mars, toda una celebración que venía anticipada por pequeños fragmentos colgados en soundcloud aquí y hayá, que bien en realidad han entorpecido la espera y no han ensombrecido el camino a un disco que , si señores, es una auténtica maravilla. Este blog no se llama Pole on Mars, por demostrar un amor a la geografía polar marciana, más bien es una unión de Betke y estos dos genios llamados Andi Toma y Jan St Werner (héroes personales y parte de mi biografía emocional).

Una vez entrados en harina y reescuchando de manera compulsiva un disco que está formado por trece canciones, pero que se hace imposible ver tal división cada vez que lo escucho. Está unido por un sentimiento marciano indescriptible y en el fondo familiar. En su trayectoria raro ha sido el momento en que cada disco suyo no haya sido calificado como futurista. Ahí, es donde "Idioligoy" y dos de sus temas especialmente : "Actionist Respoke" y "Do It" , marcaron el futuro de su siguiente largo "Radical Connector" y luego cimentó su colaboración con Mark E Smith bajo el nombre de Von Sudenfed. Estos dos temas de "Idiology" formabn parte de un disco también maravilloso, pero la senda que tomaron en sus siguietes trabajos como Mouse on Mars no acabaron de cuajar , o de ser comprendidos (escucharlos en 2012, momento presente si que puede verlos como futuristas en su momento). Al igual que "Raw Digits" de Super_Collider, sigue siendo un bastión al que pocos han llegado a acercarse. Unimos las coordenadas musicales, al colorido marca de la casa de sus primeros discos,per especialmente este disco comparte el nivel de inspiración con "Niun Niggung"(1999).

Con todos estos antecedentes, "Parastrophics" ha nacido como uno de los discos estrella dentro de la discografía de Mouse on Mars y ahora si, forman parte de un presente musical donde pueden encontrar acomodo en cualquier etiqueta imaginable pero que en el fondo el espíritu de este disco es prácticamente, en unos músicos con tanta trayectoria, un equivalente personal con Albert Ayler y forzosamente, esta comparación debe sonar marciana. También, la unión de las piezas entre si de una manera tan perfecta puede deberse a un proyecto reciente " Paeanumnion" donde improvisaban durante una hora procesando a una orquesta en vivo con software creado para la ocasión y utilizado posteriormente en la creación de este album. Con todo esto en su haber, "The Beach Stop" abre la puerta a un universo imposible de resistirse por su exigencia y familiaridad en cortes que pocas veces rebasan los tres minutos, tan solo en la sensual maraña funk de "Syncropticians", donde el brillo del olor del cuello de una mujer consigue replicarse en el glamouroso carrusel sintetizado de "Imatch" y en un final obsesivo epiléptico con "Seaqz", canciones que se unen entre si creando un mantra de cuarenta y seis minutos donde cabe humor en "Baku Hipster" y guiños al pasado evidentes como "Chordblocker, Cinnamon Toasted" y hay cimas como "Metrotopy" que en sus beats hay rastros de caderas y balanceos con "They Know Your Name" o "Polaryzed". También debo decir, que me toca bastante los cojones que se les asocie con etiquetas de maximalismo,última etiqueta de snobismo made in Reynolds (leer aquí tochada en Pitchfork) ,utilizado para contraponer a la generación minimal de la pasada década.Obviamente, no están entre los nombres citados en este artículo Mouse On Mars, no creo tampoco que Mouse on Mars hayan entrado en este terreno, ellos podrían entrar en aquel lugar hace doce años como poco.

En resumen, aunque era esperado este regreso y deseaba que llegasen a realizar este album, no estaba convencido de que lo llegasen a conseguir, pero cojones lo han hecho. Han dado con un punto que sirve de bisagra entre su pasado,presente y el futurismo de su propuesta vista con la perspectiva del tiempo. Mouse on Mars siempre salpican, con una propuesta eminentemente colorista,imaginativa e incontinente. Desbordan. Gracias,siempre.