martes, 1 de noviembre de 2011

Anstam - Dispel Dances (50 Weappons,2011)


Que malo es solo escuchar la preview de un disco y luego cuando llegas a él, crees que estás con algo de terreno ganado al escuchar ya estos fragmentos. "Dispel Dances" te pega dos bofetadas y le da igual si te habías hecho una idea o no. Techno nervioso,sesudo,peligroso,contundente,misterioso...adjetivos que se utilizaban para el rock psicodélico hace cuarenta años. Diez cortes desde "Watching the Ships go Down", que reimaginan a Shackleton pasando por las diez mil vueltas que consigue dar un tema en apenas cuatro minutos  en "Bitten by The Snake" que te deja sin aliento, revolcar a Plaid entre la maleza en "To All Voices" , deambular en lo imposible con "Stone Cold Hug", meter sintes de rave entre percusiones libres de todo patrón en "Handsome Talks the Talk" y joder, hasta la pisada nerviosa de "In the Bull Run" (dios sabe si estuvieron de parranda en unos San Fermines o en unos bous a la mar), para cuando llegas a "Black Friesian Monoliths" ya empiezas a pensar que es lo más parecido que has escuchado recientemente que se pueda parecer a esto. Poca cosa, con todos los sonidos y sonidos orquestales que van metiendo, toques jazz dimnutos, todo parece pasar desapercibido en algo que solo puede ser que la visión alemana equivalente al "Aftertime" de Roly Porter o Shackleton imaginandose una banda sonora. Aún así, débiles conexiones para un disco demoledor.Y si le unimos el maxi "Baldwin"...tiemblan los cimientos.