martes, 1 de noviembre de 2011

Thee Oh Sees - Carrion Crawler / The Dream (In The Reed,2011)


Debo admitir que la banda de John Dwyer , al igual que algunos de sus otros proyectos como Coachwhips, forman parte de mis clásicos garageros de siempre, por ese toque de mala baba, desfase sin artificios ni posturas, psicodélicos,con sentido del humor malsano y con un gran regusto melómano. De hecho Thee Oh Sees , primero OCS, empezó como un proyecto donde bajaba las revoluciones rock hacia parámetros mucho más sosegados aunque con la fijación clasicista siempre de fondo y sonido subterraneo. Poco tardó en retomar el latido de The Cramps,The Gun Club o tantas otras leyendas sagradas para dar con un disco como "The Master's Bedroom Is Worth Spending a Night In"(2008), que les hicieron ganarse mucho más público auspiciados por aquel entonces por la fijación por el garage cavernario encabezado por Black LipsSic Alps,entre otras muchas otras, que ya tenian muchos de sus miembros los culos desgastados de carretera y diferentes proyectos (como The Hospitals, donde también estubo presente una época).

Desde entonces, su trayectoria parece mucho más centrada en conseguir dar con un disco de estudio que redondee toda una trayectoria y sirva como bandera en la que mirarse."Help" (2009) y el fichaje para In The Red parecía que podía ser el cóctel correcto para que ese momento ocurriera, aunque no fue así, la cosa les quedó bien pero a mitad camino. Lo que nos lleva a un 2011, donde "Catlemania" primero, hizo ver a Thee Oh Sees moviéndose hacia un terreno alucinado donde folk,garage y pop se confundian en un conjunto urgente y deslabazado que daba una idea muy clara: olvidarse en entregar un "clásico" en un género tan trillado. El disco, ya solo por el cambio de aire y la sensatez malsana, ya merece todos mis respetos y además, es el tipo de disco que llega a convertirse en un clásico personal para más gente que por el otro camino que emprendieron.

Para "Carrior Crawler/The Dream" se supone, que juntan el contenido de dos eps y fueron grabados con Chris Woodhouse en el formato que mejor les sienta a Thee Oh Sees, el directo. Con un sonido mucho más natural las diez canciones que tiene este disco o doble ep, como se le quiera mirar, escupe la mejor versión de los de Dwyer , con el contrapunto vocal femenino siempre de Brigid Dawson, con la urgencia y el espasmo presente en todas las canciones con temas donde pueden desparramar con toda libertad y que se convierten en nuevos clásicos como las dos titulares, "Contraption/Soul Desert" , el punto Fall de "Chem-Farmer", pequeños pildorazos a la garganta como "Opposition" o "Wrong Idea", psicodelia propia de Electric Prunes en la mortecina "Crack in Your Eye" o el clasicismo beat cavernario de "Heavy Doctor", y siendo los homenajes algo completamente natural. Esta nueva entrega, es una de las grandes noticias para los seguidores de estos chalados de San Francisco.