martes, 1 de noviembre de 2011

The Fall - Ersatz G.B (Cherry Red,2011)


Tal vez medio en broma, medio en serio, la figura de Mark E Smith no creo que deba desmerecer en comparaciones con genios tan bien considerados como Scott Walker o Nick Cave. Uno mira su discografía  y se va fijando en títulos que desde su formación en 1976 llevan consiguiendo dejar en cada una de las décadas al menos un clásico. Finales de los 70:"Live at The Witch Trials". Durante los ochenta es bastante difícil ver que disco no forma parte de este terreno. En los 90: "Extricate" y una posterior caída en la inspiración y en la atención hasta "The Marshall Suite" (1999),disco que abre la puerta a una nueva etapa para The Fall con discos alcanzando habitualmente niveles altos de inspiración gracias a "The Real New Fall LP: Formerly Country on the Click"(2003) y una formación donde ya entraba Elena Poulou , su actual mujer. Llegaron a firmar por Domino el año pasado para entregar el también notable "Your Future Our Clutter" y así redondear de momento, el conseguir meter discos en cinco décadas de una manera notable. Está claro, que un disco de Fall ya no va a impresionarte por su renovación ya, como para transgredir a los niveles a los que lo hizo en los ochenta, pero mantienen niveles muy por encima de los hypes que salen cada tanto en la prensa inglesa.

"Ersatz G.B.", ahora en Cherry Red, es otra muestra de genialidad y desfachatez que tanto nos gusta, con momentos memorables que hacen que el disco vuelva a ser una celebración en toda regla.Sin un acabado final, tan pulcro y redondo como el anterior y con momentos curiosos como la presencia vocal de Elena en "Happi Song". El cuarteto inicial que lo abre vuelve a ser fantástico con el nervio de "Cosmos 7" y cerrando con la rockalbilly "Mask Search", dejando en el centro de la gargantilla dos joyas como "Taking Off" y muy especialmente, "Nate Will Return"(listen). Sin embargo, hay una pieza algo más dudosa entre medias: "Greenway" con esos riffs mirando el hard rock que se te hacen algo chocantes,pero tampoco me parece un patinazo por su parte, sino a mi poco interés en este tipo de música.Debe ser un regalo que nos deja demostrando su sentido dle humor tan jodido.

La segunda parte del disco nos entrega otras dos bofetadas con "Monocard", ocho minutos serpenteando entre la monotonía del bajo, y " I've Seen Them Come", también a deguello, y se respira por momentos un aire mucho más pesado en su música . Cierre con "Age of Chang", que cierra con aires vigorosos al contrario que "Weather Report 2" en el anterior. Difícil vértelas venir con Smith, pero estos tortazos siempre son necesarios para ponerte en tu sitio. Y en la etapa que se encuentran, acaban en revolcón.