martes, 1 de noviembre de 2011

Sepalcure - Sepalcure (Hotflush,2011)


El debut de Sepalcure pone broche a un año en que los dos productores,Travis Stewart y Praveen Sharma, tras este nombre han dado con un contrapunto ideal a la escena británica desde Estados Unidos, pese a estar mas ligados con los sonidos británicos, como demuestra el ojo que tiene Paul Rose al ficharlos para Hotflush. Empezando por los extremos, Travis Stewart ha firmado un año sensacional con su clásico alias Machinedrum en Planet Mu, con un disco tan sobresaliente como "Room(s)" y desperdigando eps en el mismo sello, "Sacred Frequency" , o en el gran colectivo escocés LuckyMe ,"Alarma". Material que reivindicaba una figura que diez años antes estaba debutando con el notables "Now You Know" jugueteando con las posibilidades de la electrónica idm  y los entresijos del hip hop (época de aquello llamado "glitch-hop"). En el otro lado, está Praveen Sharma que este año ha decidido estrenar nuevo alias como Braille, gracias al impulso que tuvo que suponer colaborar con Stewart y el buen recibimiento de su ep de debut "Love Pressure", con dos magníficas referencias: primero para Rush Hour con "The Year 3000", uno de los preferidos de este año,y con "A Meaning EP" para Hotflush.

Todo esto confluye para un debut esperado, tras sus eps y singles previos, el anteriormente citado "Love Pressure" con una extensión posterior en formato remezcla y el también sensacional "Fleur", hasta llegar a un disco que ofrece un acabado deslumbrante nada más empezar con una joya como "Me", con un sonido que en estos dos años se ha convertido en marca de la casa Hotflush, para despues ir adentrándose con la habitual riqueza rítmica en terrenos que manejan a la perfección. "Pencil Pimp" la conocíamos tras haber sido lanzada recientemente como single,con la magnífica cara B "I'm Alright", que junto con el house cegador de "The One" propone un tridente inicial que te hace aferrarte rápidamente al disco. Entrada por la puerta grande."See Me Feel Me" rebaja el tempo con ecos de "Cosmogramma" y un mood sosegado y empezando a investigar en terrenos adyacentes subiendo el ritmo progresivamente hasta el eco juke de "Yuh Nuh See" y recuperar la épica disco boogie de "Breezin", en un corte soñado por Joy Orbison cuanto menos."Carrot Man" es una de esas magníficas mutaciones de las que Stewart hizo gala en su último disco y una despedida mucho más ambiental y emotiva con "Outside". Entrada y salida, a un disco realmente disfrutable y de nuevo, a un nivel altísimo y con un sonido que decididamente, brilla.