domingo, 27 de noviembre de 2011

Vladislav Delay - Vantaa (Raster-Noton,2011)


El inicio de la singladura de Ripatti en Raster-Noton, parecía en principio más centrada en una cascada de ritmos inconexos a tenor de las previas que manejábamos. Después de salir del recorrido de "Vantaa", no me importa alejarme de la expectación de un disco mucho más cercano al techno y al ruido por los resultados obtenidos. De algún modo, recupera el aliento de los dias de Chain Reaction, con un dub deforme y acuático, dejando de lado la comodidad y el paisajismo com ya nos mostró en "Latoma" y mucho más centrado en su manipulación, que en el fondo es la nuestra."Luotasi" abre el camino dejándo camino libre para transitar por terrenos cercanos a Farben, para llegar a la elegancia de "Henki" donde juega en territorios de nocturnidad cercana a Burnt Friedmann. Un camino sosegado y un puente entre el bagaje más reconocible ahora dentro de la improvisación y el techno de pulsaciones ambientales y dub. Una nueva vía para la perversión dentro del catálogo del sello.El disco sigue teniendo un poso oscuro,malévolo, de paisajismo industrial y desolación que añaden perversión a la placidez palpable, con momentos rozando lo psicodélico en "Narri" y el ritmo deambulante de "Vantaa".

El ángulo duro, al que presagiábamos el disco se llamaba "Lauma", con una base casi hardcore y ruidosa que sirve para entrar en un trance tenebroso y trastabillado, como correr de espaldas o intentar escapar de un suelo resbaladizo.Pero hay algo al final del disco, que me recuerda principalmente a Wolfgang Voigt como GAS, con "Levite"  y la astral "Kaivue". Quizás un toque de atención a recuperar de nuevo ensoñaciones de Jelinek,el detallismo por la manipulación sensata de Pole,las cestas acuáticas de Marc Lecair o los paisajes de Oval. Referentes sobados,pero siempre destacando la importancia de la calidad del sonido en una época en la que parecemos olvidarnos de estos detalles al prescindir de la importancia de los equipos de reproducción, las compresiones de los archivos en mp3, los auriculares de botón , escuchas en streaming de mala calidad,etc. Lo cual hace que tenga sentido que durante estos años hayamos estado más atentos a las producciones lo-fi, ya que hemos abandonado la calidad del audio por la comodidad, olvidando lo demás y acumulando sin más.
"Vantaa" no es el ejemplo de superación ni ruptura de ningún género, pero pone énfasis en la calidad de la música en sí misma.Un viaje por el que vale la pena pasar.Donde hay furia,hay perspectiva de esperanza.