domingo, 13 de noviembre de 2011

Heatsick - Intersex (Pan,2011)


Steven Warwick sigue con el cambio de ritmo emprendido en su música que ya demostraba un ep como "Dream Tennis", ya dejándose remezclar por alguien como Prins Thomas ,con coordenadas completamente diferentes a las de "Perpendicular Rain" para Not Not Fun en 2008. "Intersex" es un disco maravilloso, digo simplemente, y con la visión de Warwick centrada en:

 "The title comes from Magnus Hirschfeld, the German sexologist, pioneer of the Zwischenstufe, and I was trying to link it with this idea of fluxus as music and fluxus as sexuality." Rife with references to gay culture, Warwick poignantly features a loop of himself repeating the phrase "gay music" at the end of the second track "Vom Anderen Ufer." It's not that he's trying to define gay music—or claim that his music is made for a gay reception. It's about trying to define himself as a gay artist. He reflects, "It's funny because the idea of 'Do you want to be known as a gay artist or whatever?', and I don't know if it's like that, but you would definitely want to push gay themes into the foreground because it's who you are, it's part of who you are, and I feel that it's very ignored."

Musicalmente, seguimos con una línea de ajuste cercana a la de un cruce entre Spectrum Spools y 100% Silk, manejando sensibilidad por los ritmos de baile y la electrónica experimental de corte progresivo y kosmiche. Sigo pensando en que estos discos son frutos de la evolución de la escena de la década pasada reuniéndola en una suerte de mutante híbrido que busca alejar el drone y la experimentación de la carga intelectual y contemplativa inherente a su naturaleza hacia terrenos donde se diluye dicha carga hacia segmentos mucho más pop, un factor que determina que el disco pasa a ser un objeto de uso más duradero (no digo que sea más placentero). Me explico. Estoy acostumbrado a escuchar discos de este calado, me fascinan pero después de una o dos veces disfrutados (en el caso que me guste,claro) suelo aparcarlos hasta reencontrarme con ellos en algún momento indeterminado. Quizás, alejarse de esta circunstancia no se si es lo que buscan exactamente lo que persiguen los creadores,seguro que no, pero es lo que a muchos de los seguidores de este tipo de música les apetece en este momento. Pero se suceden muestras en formato disco cada vez más continuadas donde vemos estas características, ya comentaba algo parecido hace unas semanas con los discos de Ferraro y Oneohtrix, como una especie de madurez de la escena synth que aun tiene más ejemplos como pueda ser "936" de Peaking Lights, por remontarme al disco que empezó a crearme esta teoría,quizás debería hacer una lista de los discos que siguen este sendero (a mi modo de ver).

Pero si queremos alejarnos de teorización, que en el fondo nos aleja de "Intersex", hay que dejar patente que las cuatro composiciones que aparecen en este disco, desde los murmuros iniciales de "Taxi Zum No" abriendo como una nana marciana hasta el exostismo "Ice Cream on Concrete", una absoluta delicia de hipnotismo radiante , "Tertiary" sigue por senderos disco y la abstracción sirve para cerrar el disco  con "Von Anderen Ufer", una pieza que empieza como una banda sonora para una película de ciencia ficción de los años sesenta hasta explorar terrenos minimalistas y ruidistas en un corte que parece creado más bienc omo una narración. El resultado es un disco entretenido y disfrutable a cualquier momento.

Su blog:





Heatsick 'Ice Cream On Concrete' from Bill Kouligas on Vimeo.