miércoles, 30 de octubre de 2013

Gardland - Syndrome Syndrome (RVNG Int,2013)


Más que interesante aparición la que representa el largo de debut del duo australiano Gardland, formado por Alex Murray y Mark Smith, con este doble LP "Syndrome Syndrome". A estas alturas del año, la mayoría de medios especializados (ya sean pequeños blogs o grandes plataformas editoriales) van afinando el olfato para no dejar pasar por alto ninguna de las últimas sensaciones de la temporada, discos o maxis destacables de esta cosecha de 2013. Gardland bien puede ser una de ellas, aunque no por representar una drástica transformación de los géneros que manipulan sino que manifiestan una victoria por acumulación. 

¿Qúe acumulan este duo? Detalles a otros artistas que están últimamente instalados en la cultura electrónica más experimental, aunque no se puede decir precisamente que el parecerse a tantas otras cosas sea algo muy experimental. El discurso de Gardland es sencillo y transparente para todo seguidor de la electrónica más incómoda y navegar entre sus cortes rebuscando la comparación más exacta con su música puede ser un indicativo erróneo de mi opinión de este disco, que me parece más que notable.

El discurso de Gardland tal vez debo enfocarlo desde otro punto de vista, ya no tanto desde la similitud con artistas desde Hieroglyphic Being, pasando por Helena Hauff, Willie Burns, Juju & Jordash, Gunnar Haslam, Vessel, Rezzett, Actress, Jam City, Blawan, Kowton, Sagat, Levon Vincent, Morphosis, Elektro Guzzi,... también podríamos nombrar sellos y completaríamos una estampa que nos acaba hablando al final de buena parte de la música electrónica de club pero retomada desde una visión mucho más errante y dibujándola de nuevo con maquinaria que remita a la vieja escuela, añadiendo misteriosas melodías de sintetizador u otros detalles que hagan de este disco un continuado placer, al saber conjugar una parte de su discurso desde un ala más caótica y visceral hasta planear por territorios donde recuerdan la pisada clásica del club y sin dejar en ningún momento de planear en un segundo plano ambientes que van de lo ensoñador a la estampa de una película de ciencia ficción. Son vivencias que se estructuran de una manera válida, desde el inicio misterioso de "Grrone" que sirve de breve apertura en la línea mas experimental de las estampas de Martin Jenkins en sus "Transcription Series", pasando por el primer latigazo de cadaverismo techno del corte que da título al disco que al mismo tiempo juega con ese toque bizarro de "The Courts" de Jam City o las travesuras de Randomer, el espacio abierto a una vía de lanzamiento hacia la épica sci-fi disco de "Katarakt",... y como decía , seguimos trazando una línea reconocible hasta el final del disco con "Hell Flur" , donde termina de acercarse a esa rítmica ahogada y soterrada de Pye Corner Audio que miraba de refilón a Andy Stott y se ahogaba en densas capas de melancolía que parecen provenir de la lejanía rave. Los dos cortes extra del disco, tampoco son relleno. 

En definitiva, la sensación que quiero transmitir de "Syndrome Syndrome" es un disco del que enamorarse sin miedo ya que realmente sabe mostrarse inspirado pese a resultar reconocible, pero que realmente discos tan completos homogéneos y provechosos como éste surgen contados cada temporada.  Curiosamente desde latitudes oceánicas hemos recibido importantes artefactos sonoros a cargo de Dro Carey/ Tuff Sherm ambos residentes en Sydney y desde Nueva Zelanda la maravillosa malformación de Fis. Tengo a los  dos cocodrilos en la ventana pidiéndome que monte ya una rave con chardonnay australiano que han comprado en el 24 horas. 



*Podeis seguirme en twitter facebook