martes, 13 de octubre de 2009

Richard Youngs : 2009's View



Que cierto es aquello de "los dias pasan muy despacio y los años muy deprisa", en muchos artistas o grupos que seguimos. Tal vez, esto sea válido con artistas con una periodicidad en sus trabajos de digamos , tal vez, dos años. Con Richard Youngs, uno no sabe muy bien cuando edita o deja de editar cosas nuevas, ya sea desde su sello(No Fan Records), colaborando con distintos artistas o bajo su nombre propio. Porque , con tanto ajetreo, se nos puede olvidar que con la tierna edad de 23 años debutó con "Advent"(1990), un soberbio debut más cercano a la vanguardia que al folk de campiña que ha ido destilando progresivamente bajo su nombre propio. En 2009, sigue evolucionando su concepto del folk, pero una evolución menos marciana que en otras ocasiones y si más amable aunque no por ello menos exigente.

Además se acrecenta esta sensación de plenitud, en diversos formatos. Por un lado, para Sonic Oyster (sello de otro amigo y colaborador, Andrew Paine, con el que también edita un disco este año "Earth Rod") entrega un disco de canciones "Beyond the Valley of Ultrahits" y, para Dekorder, entrega la parte instrumental del asunto "Like A neuron". Además, termina de completar con dos singles "High Sun Energy" (en su vena más ruidista) y "Sleep Deprivation" (que no he tenido manera de encontrarlo).



Cada vez que suena "Beyond the Valley of Ultrahits", vuelven a tus oidos aires de verano y te hace recordar, la permeabilidad de su música. Decidido a mostrarse en su versión más amable y pop, te hace girar la cabeza menos hacia Jandek y tal vez, mirar más de cerca a Arthur Russell. Ambos comparten, esa voz quebradiza y frágil que huye de ser académica por ser emocionante (aquí podemos encontrar ejemplos tan enormes como Daniel Johnston o Robert Wyatt). Lo de Russell no es casualidad, ya que comparten en este disco un acercamiento a la electrónica en sus composiciones, donde pasear su imperfección vocal y , tras repetidas escuchas dejarte hipnotizado y convencido de su maestría. La percepción de este disco sigue siendo única, pese a ser un disco de pop.Tiene ese algo inconfundible en Youngs, que avanza conforme el signo de los tiempos despojándose de capas y reconvirtiéndose a la coyuntura. Este disco es soberbio y explica, en buena parte "Like a Neuron".



Mouse on Mars, Animal Collective,Sunroof! o Black Dice, son solo algunos ejemplos de la utilización de patrones repetitivos y de procesadores de ruido con un fin mucho más colorido. Este año, Youngs también colaboró con Astral Social Club, Neil Campbell colaborador habitual, en "Octuplex" (VHF;2009). Discos de electrónica colorista, que bebe del ruidismo y de una maraña de teclados para crear una maraña psicodélica que reproducida en bucle te deja en la inopia. Es una manera menos sombría y solemne a la que nos tenía acostumbrados en sus discos de folk minimalista a veces, ruidoso otrás, pero siempre personal. Después de veinte años, sigue siendo parte de la vanguardia de su momento y sabiendo tener su trabajo un aroma propio.
"Like a neuron" viene a completar la perspectiva de un artista que este año, consigue seguir dando muestras de genialidad. Como en "Sapphie", "Airs of the Ear", "River Through Howling Sky","The Naive Shaman",todos esos discos que empezó a sacar en su vena cercana al folk británico de los 70.