lunes, 12 de octubre de 2009

Shackleton: Three Eps (Perlon; 2009)



La noticia del cierre de la factoría Skull Disco, fundada por Laurie Appleblim y Sam Shackleton, afortunadamente no ha venido acompañada del final del señor Shackleton. Desde 2004,lleva inundando de selectas referencias pobladas de demoledores bajos y complejos entramados rítmicos. Obviamente, hay un toque fantasmagórico en su música como bien indicaba el nombre del sello. El primer momento grande fue publicación del EP "Soundboy's Bones Get Ground Up Proper ", donde estaba "Blood in my Hands" y que posteriormente Ricardo Villalobos ideó un remix que despuñes tendría respuesta en la remezcla del "Minimoonstar" a cargo de Shackleton. El microhouse se iba de excursión con una mochila llena de abismo percusivo y reptantes sensaciones."Soundboy's Gravestone get Desecrated by Vandals " fue una recopilación que puso final al sello, que ya va a quedar como una especie de Basic Channel de nuestra década.


El tio Sam llega en 2009 con material fresco en las manos y mirando hacia un futuro,cuanto menos prometedor. Primero, tener acceso a la reedición del disco de Harmonia "Tracks & Traces" y a su contenido pista por pista, para rediseñar una remezcla de "Sometimes in Autumm" que te deja en la inopia. En segundo lugar, su debut en formato largo compuesto por tres 12" que suman nueve cortes a escuchar con mucha atención y dejarse atrapar. Editado en Perlon, sello que fue referencia del microhouse y casa para Ricardo Villalobos.

"Three Eps" es una hora de oscura travesía, llena de peligros o sensaciones que te remiten a él. Música de callejones sin salida, de creerte perseguido por un tio armado con una navaja o un afilado cuchillo,de sentirte observado por un loco asesino apuntándote con una pistola, de encontrar un cadáver debajo de tu cama a la mañana siguiente o la cabeza de tu caballo al lado. Son solo, algunas de las posibilidades que te ofrece Shackleton, utilizando todo ese complejo dibujo rítmico que gasta en cada canción.
Y bueno,por algunos títulos que gasta: "Moon Over Joseph's Burial"(tremendamente fantasmagórica y psicóticamente obsesiva) o "Moutain of Ashes" (techno psicotrópico pasado de prozac). El caso, es mandarte a lo más recóndito del chunguismo.Tremendismo que no escatima desde el principio,con la inicial "(No more) Negative Thoughts" o la demoledora "Asha In The Tabernacle".

Todo lo que nos entrega en "Three Eps" es digno de mención y de aplauso. Como el final, "Something Has Got To Give".El frio se apodera de tu cuello y tus huesos tocan el suelo. No ha sido un camino fácil, ni mucho menos amable, pero el grado de perfección y terror que toma el dubstep de Shackleton es difícilmente superable.Burial, tiene un tono mucho más melancólico.Es una oscuridad que no siempre huele a peligro.Lo cual,tampoco es una pega.Simplemente , ayuda a describir la radicalidad musical de este disco que nos va a ayudar a tener mejores pesadillas este otoño - invierno.Aunque en realidad, esta estacionalidad no es justa.Estamos ante un disco solemne e imperecedero. Y olé.