sábado, 2 de noviembre de 2013

Phil Yost - Bent City (Takoma,1967)



Después de una serie de actualizaciones y críticas sobre discos de actualidad, necesito desconectar en la extensión de las entradas y adentrarme en material de otras épocas y con preferencia por la extrañeza de los personajes y peculiar factura. El caso del debut de un músico llamado Phil Yost dentro del catálogo del sello de John Fahey, Takoma, es toda una anomalía donde tradicionalmente se editaban discos que conversaban en un lenguaje de renovación e inspiración blues y folk. Pero el ácido viaje surrealista de jazz espacial demente y reverberado de Phil Yost, es para darle de comer por separado. Nutrido por una serie de grabaciones realizadas entre 1966 y 1967, Phil Yost aparece acreditado en como único intérprete del disco encargándose de todos los intrumentos del album. Es difícil calificarlo como jazz exclusivamente, podría incluso situarse dentro de la psicodelia folk por muchos de los arreglos, aunque el embriagador aire de romanticismo de luna llena se deja invadir en cada una de las piezas, imaginando una ciudad agitada entre pasajes de exotismo, melancolía y suspense, en un recorrido que parece una travesía por el ácido de la generación beat hacia la costa oeste y la hippiesca voladura de Don Cherry en "Brown Rice". La dulzura de las dos tomas del corte titular, la sensualida de "Ever Surprised Blue Eyes", el blues nocturno de cocktail  y cine noir de "Lizard-Watcher's Theme" que me hace recordar escenas de clubes nocturnos en las películas de Melville o esas reverberaciones con la flauta en  la final "Wave Your Moonlight Hat For The Snowfall Train"  no dejan adivinar la alocada jam sui-generis de "Vision At 1000 Centigrade". La más cuerda , "Solace Stone Somwhere" marca el pulso de un disco imaginativo y completamente psicodélico, pero repleto de dulzura.

Otro día nos encargaremos de su secuela y última emisión conocida en "Fog-Hat Ramble".








*Podeis seguirme en twitter facebook