lunes, 11 de octubre de 2010

Paul Roland & The Hellfire Club: A Cabinet of Curiosities (1987)



Cuando alguien te define que este disco se enmarca dentro del folk gótico , a uno le da un repelús que le deja al borde del colapso. No me suele gustar este tipo de definición para la música, todo lo que para el arte no me parece molesto un término de este tipo. Tengo mala consideración hacia él, creo que está basado en ciertos estereotipos estéticos y confusiones de la gente. Creo que la temática de este disco está cercana al folk tradicional británico pero sin ser algo que te sobrepase, subraya las historias para darle una especie de envoltura e imaginario al asunto. Porque los personajes de Paul Roland, deambulan, temen,serpentean y conviven conla extrañeza. Y, luego su voz. Una dulce y autoritaria voz cercana a la de David Tibet. El posterior  "Danse Macabre" (1987) es otra maravilla, una mezcla de Nick Cave o Hugo Race coqueteando con Echo & The Bunnymen o los Soft Boys.O quizás, la versión acústica de los maduros Mercury Rev en plenas facultades.

Para mi gusto, este es un sensacional disco de folk pop alucinado como el del bueno de Syd Barrett, acústico y con acertados arreglos de cuerda en sus canciones que elevan a un punto romántico las tinieblas y miserias narradas por Roland. Un disco que no se puede dejar  escapar. Pero cuidado con su filo.